CÓD.S08-03 ONLINE

La rehabilitación del relato en la imagen

El propósito de esta contribución es presentar dos hechos significativos de nuestro momento: la crisis de suficiencia de las imágenes y la reactivación del relato oral. Tras una descripción de ambos hechos se mostrará la relación que se establece entre ambos. Se abordará primero la imagen, qué podemos considerar imagen y de qué manera esta ha dejado atrás su supuesta autosuficiencia. Se pasará luego al análisis de esa reactivación del relato oral ofreciendo algunos fenómenos característicos de nuestro momento: la proliferación de lo que llamaré intrarelato en el cine; el storytelling en diseño; y el carácter relatario de las imágenes fake. En tercer lugar, se presentará la relación entre ambos hechos: esa imagen desacreditada y ese relato oral rehabilitado, para ir más lejos hallando un modo de relación entre imagen y relato más originario en términos antropológicos.

Estos fenómenos, señalados en esta ponencia como característicos de nuestro tiempo, serán analizados igualmente como objeto de estudio por parte de la epistemología social, caracterizados como hechos epistémicos en los que se aprecian dos tendencias vigentes: cierto escepticismo socializado y un nuevo estatuto de la creencia.

Ponencia vinculada a los proyectos El escepticismo pirrónico-empírico y el escepticismo académico en su desarrollo histórico: la socialización del escepticismo moderno y contemporáneo: pensamiento e ilustración como mecanismos de racionalidad (EPADMECO). P20_00306 (Universidad de Córdoba) y  Artesanas y diseñadoras en Andalucía: de la Bauhaus al siglo XXI. valores, análisis y archivo interactivo en red. P20-01237 (Universidad de Sevilla)

Palabras clave

ESCEPTICISMO ESTÉTICA FILOSOFÍA IMAGEN RELATO TEORÍA DEL CINE

Ponencia Online

Documentación de apoyo a la presentación ONLINE de la ponencia

Ver el video en youtube


Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Fernando Infante del Rosal

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 20 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Guillermo Ramírez-Torres

      Comentó el 06/04/2022 a las 18:14:22

      Enhorabuena por tu comunicación, Fernando.
      Es una reflexión más que oportuna y necesaria. La cuestión de la desustacialización y el vaciamiento de la imagen es tan recurrente como la "muerte del arte" hegeliana, sin embargo, parece que hemos llegado ya a un punto de inflexión donde se ha "generalizado" esa pérdida de sentido. Me ha fascinado el concepto de "carácter de imagen" y el fin de las teorías que privilegian la imagen como absoluto. Si tal como expones, el relato oral está recuperando espacio en un mundo hipervisual, ¿crees que estamos asistiendo a un cambio de régimen escópico? ¿Esta burbuja neo-ocularcentrista que se ha propiciado con la imagen digital y las mil pantallas (J. L. Brea) tiene las horas (o años contados)?
      Muchas gracias por tan extraordinaria y clarificadora ponencia, de gran utilidad para los estudios sobre la imagen.

      Responder

      • profile avatar

        Fernando Infante del Rosal

        Comentó el 06/04/2022 a las 18:29:16

        Muchas gracias, Guillermo. Pienso que lo oral y lo visual están unidos y que su historia pasada y futura es la historia de una relación que ha tomado y va a tomar muchas formas. Son dos dimensiones interdependientes. Lo característico de nuestro momento es que el relato oral se abre dentro de la imagen, en el momento en que esta ha cambiado de valor.
        Siempre se están produciendo cambios que tienen que ver con la relación imagen-relato oral. Durante mucho tiempo nuestra comprensión (ideológica) de tal relación ha sido: "la imagen lo dice todo, luego calla, no cuentes". Ahora es justo lo contrario: hasta en diseño pedimos un relato oral junto a una marca visual.
        Siguiendo tus palabras, todo régimen escópico es un régimen oral-escópico en el que cada parte toma mayor o menor importancia.
        La "burbuja neo-ocularcentrista" a la que muy bien te refieres puede seguir dándose, pero será de otra manera. Sigue en nuestros días, pero en la visualidad y la imagen ya no buscamos lo mismo. Antes la imagen estaba antes del conocer, ahora muchas imágenes vienen para confirmar lo que creemos saber.
        Gracias.

        Responder

        • profile avatar

          María Aguilar Alejandre

          Comentó el 06/04/2022 a las 21:14:40

          Mil gracias por tu comunicación, Fernando. Me interesa mucho esto que comentas de que ahora en diseño se pide un relato oral junto a una marca visual. Estoy muy de acuerdo en ese reclamo del relato o de la historia detrás de la propuesta de marca, pero tengo mis dudas de si ha de ser un relato necesariamente oral o puede explicarse su generación de forma visual también. ¿Qué opinas?

          Responder

          • profile avatar

            Fernando Infante del Rosal

            Comentó el 06/04/2022 a las 21:31:26

            En mi experiencia, el diseño gráfico ha aprendido, como imagen, a no tener que ser autosuficiente. Los "posts" nos permiten contar y mostrar (aunque no oralmente siempre). Pero hay una llamada al relato oral desde la identidad corporativa y otros ámbitos del diseño, aunque tal relato oral no llegue a darse. Hay un nuevo requerimiento o deseo de la imagen por el relato oral y al contrario.
            En arte contemporáneo pasa igual. Tanto a nuestros estudiantes de diseño como de arte no deberíamos enseñarles a hablar no tanto como críticos de arte o de diseño, como naradores orales.
            Gracias de nuevo.

            Responder

    • profile avatar

      Marisa Vadillo

      Comentó el 06/04/2022 a las 09:39:55

      Muchas gracias Fernando por tu comunicación, enhorabuena. Me parece muy oportuna la reflexión en torno a imagen y relato. Quizás ese escepticismo que acompaña a la imagen actual es producto de haberse instalado como forma de comunicación en el ilusionismo puro. Es decir, que la imagen, debido sobre todo al desarrollo de las redes sociales, se ha vinculado al 'comentario'. Este último podría ser, precisamente, lo opuesto a la comunicación del relato donde hay cierto acto de fe hacia en el oyente.
      Iría el relato contra el archivo (visual) y contra el olvido? Gracias!!!

      Responder

      • profile avatar

        Fernando Infante del Rosal

        Comentó el 06/04/2022 a las 10:16:35

        Gracias, Marisa. Lo que me parece interesante es cómo las imágenes y la oralidad del relato, o el relato en tanto que oral, han establecido siempre relaciones variables que probablemente vienen de una indistinción original. Ahí en medio, en esa historia de relaciones, entran la escritura-imprenta y la fotografía, que hacen más complejas tales relaciones.
        Hoy día las imágenes ya no son más fiables que los relatos, porque hay imágenes para cualquier “sesgo de información”: en los medios no solamente podemos leer o escuchar lo que queremos oír, sino que también podemos ver lo que queremos ver, y que tanto la palabra como la imagen nos den la razón.
        Es cierto lo que apuntas: los comentarios refuerzan ese sesgo, tanto si son favorables como si no. Sucede incluso que los comentarios negativos o contrarios en rrss favorecen la confirmación del posicionamiento propio.
        Por eso, en gran medida, las imágenes son usadas en un contexto completamente diferente al anterior. Ya no hablan de verdad o de mentira, de realidad o de ficción, hablan de confirmación.
        Sobre tu pregunta final, me parece hoy que la oralidad va más en contra del olvido que algunos tipos de imágenes, las imágenes-memoria, porque en algunas de ellas no sabríamos qué hay que recordar si el relato oral no viniera en su ayuda.

        Responder

    • profile avatar

      María del Carmen Molina Barea

      Comentó el 05/04/2022 a las 20:07:33

      Gracias por tu comunicación, Fernando. Plantea un asunto cuanto menos llamativo: en un momento de exceso de imágenes, recuperar la oralidad del relato. Me surgían dudas parecidas a las que ha expuesto Mª Jesús, así que tus respuestas me han aclarado ya algunos aspectos. Solo preguntarte, a partir de la distinción que haces al final de tu presentación sobre sincretismo, ilustración y liberación, tu consideración al respecto de la iconología crítica o iconología posmoderna que plantea Mitchell, dirigida a otorgarle a las imágenes un tratamiento de igual a igual con el discurso, un enfoque que no esté sometido al logos como ocurría en la iconología tradicional, sino una mirada respetuosa que deje "hablar" a las imágenes, afirmar "lo que quieren las imágenes". ¡Gracias!

      Responder

      • profile avatar

        Fernando Infante del Rosal

        Comentó el 05/04/2022 a las 20:41:49

        Gracias, Mª Carmen, efectivamente, lo que plantea Mitchell es una iconología que no cubre con su discurso la acción de la imagen. Él lo plantea en términos de estudios de las imágenes, que no deja de ser una directriz académica. A mí me interesa más la unión que "de hecho" se ha establecido recurrentemente entre imagen y relato oral. Los tres modos son nombres que he inventado para referirme a tres formas generales de esa relación, pero no son una propedéutica, ni una metodología como en Mitchell, sino un análisis de la relación entre ambas realidades. He llegado a pensar, por tanto, que existió una realidad icónico-oral que se escindió tras los ritos originales.

        Responder

    • profile avatar

      Celia Sánchez Morgado

      Comentó el 05/04/2022 a las 17:04:50

      Espectacular.
      Muy interesante de principio a fin. Me ha encantado que las imágenes, actualmente, se alineen con otros elementos y esa vuelta, esa rehabilitación del relato… me gustaría preguntarte, ¿crees que la fotografía ha modificado o generado cierta confusión con el término imagen? ¿Consideras que es necesaria una vuelta o una renovación del concepto imagen y relato?
      Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Fernando Infante del Rosal

        Comentó el 05/04/2022 a las 18:31:52

        Muchas gracias, Celia. Es muy interesante lo que preguntas. Pienso que sí, sin duda. Tenemos que pensar la imagen pre-fotográficamente, volver a comprender las experiencias y situaciones de imagen antes de la fotografía; o, al menos, no pensar la imagen desde la fotografía, que es lo que se suele hacer sin percatarse.
        Y, también, pensar el relato antes de las teorías estructurales del relato, de la narratología, y recuperar la fenomenología de la oralidad, de los actos de relato.

        Responder

        • profile avatar

          María Aguilar Alejandre

          Comentó el 06/04/2022 a las 21:10:23

          Felicidades por la comunicación, Fernando. Me uno a este hilo porque la pregunta que te ha planteado Celia también me la he hecho yo, si la fotografía, ahora especialmente que todos somos "fotógrafos", había influido en la idea de imagen, siento que suelen mezclarse ambos conceptos continua e inadecuadamente.

          Responder

          • profile avatar

            Fernando Infante del Rosal

            Comentó el 06/04/2022 a las 21:27:15

            Gracias, María. Sin duda, paradójicamente la fotografía ha limitado nuestra idea de imagen y nuestra experiencia de imagen. Antes, existía una "conciencia de imagen" ante un cuenco, ahora cuesta que estudiantes de diseño entiendan que un objeto es una imagen, o que estudiantes de bellas artes vean una escultura como imagen. Es revelador que a las imágenes procesionales de Semana Santa seguimos llamándolas "imágenes", porque eso viene de una tradición pre-fotofráfica.

            Responder

        • profile avatar

          Celia Sánchez Morgado

          Comentó el 06/04/2022 a las 22:46:15

          ¡Muchas gracias!

          Responder

    • profile avatar

      Óscar Díaz Rodríguez

      Comentó el 05/04/2022 a las 11:13:29

      ¡Muchísimas gracias por la ponencia, Fernando! A propósito de la misma, querría hacerte un par de preguntas:
      En primer lugar, yo también estoy muy interesado en la obra de Mitchell sobre la imagen. ¿No te resulta paradójico que en un tiempo marcado por lo virtual (al menos en lo relativo al estatus de la imagen) se esté produciendo esta rehabilitación de las imágenes? Y es que cabe tener en cuanta que con cada descarga, subida, compartición a través de redes, etc., debido a los cambios de formato y sucesivas conversiones, parte de los datos del archivo se pierden y eso repercute directamente en la calidad de la imagen.
      Después, me gustaría preguntarte por el fenómeno podcast: ¿qué relavancia crees que tiene en esta vivificación del relato, de la transmisión de la experiencia? Hasta cierto punto, parece clave en su recuperación, aunque desligado de la imagen y, salvo en el posible público que pudiera haber en la grabación, también de la vinculación corpórea entre narrador y oyente. Al igual que los relatos orales clásicos, los hay ficcionales (La ciencia del cuentu), tendentes a la narración cómica (La Ruina) o académicos (podcast sobre historia o filosofía, por ejemplo). Si es que sí que crees que tienen relevancia, ¿dónde los incluirías? ¿Añadirías una cuarta fase a las tres que nos expones?

      Gracias otra vez, y seguiré este trabajo con interés,

      Óscar.

      Responder

      • profile avatar

        Fernando Infante del Rosal

        Comentó el 05/04/2022 a las 11:59:21

        Muchas gracias, Óscar, por tus comentarios. Son muy sugerentes.
        Sobre el primer asundo, desde los años noventa, pero especialmente en los últimos diez años, se ha producido una contradicción significativa en el mundo de la imagen: por una parte, nos hemos acostumbrado a la "imagen sometida", la imagen sintética, artificial, que se da como real debido a su cualidad hiper-realista, una imagen de muy alta calidad, definición, que llega a superar el umbral depercepción del ojo (el sonido lo logró antes); por otra parte, también estamos más que acostumbrados a una imagen de muy baja calidad (aceptada ya en los informativos televisivos, por ejemplo), la imagen amateur de medios no profesionales, domésticos, sucesivamente empeorada en calidad por lo que dices, por la viralidad, transformación, re-uso, etc.
        Esto es significativo, porque muestra que nuestro espectro de comprensión de qué es una imagen se ha ampliado, aunque esa amplitud siga reducida a la imagen-fotográfica (antes de la fotografía, la conciencia de imagen era algo más amplio e indeterminado).
        Sobre la segunda cuestión que planteas, la del fenómeno podcast, efectivamente puede dar a pensar en los contextos en los que la imagen no está (pero sí está, está en modo no presente; al igual que todos nuestros sentidos están aunque no estén recibiendo datos en un momento dado, siguen aportando su parte solo que mediando la imaginación o la intuición -esto lo decía Zubiri-).
        Creo que ambas cuestiones están conectadas porque lo importante no es qué sea algo (la imagen de tal cualidad o el podcast), sino nuestra relación con ese algo. Es nuestra relación la que hace que no sea tan relevante qué perfección hay o qué sentido falta. Es el "tomar" algo lo que define al objeto.

        Responder

      • profile avatar

        Fernando Infante del Rosal

        Comentó el 05/04/2022 a las 12:01:22

        [sigo, que es muy largo] ;) Esa relación a la que me refería es muy especial en el podcast, como tú dices. Hay una cercanía muy especial con quien oye. Creo que el podcast es a la radio lo que el microteatro es al teatro.
        Mil gracias, Óscar.

        Responder

    • profile avatar

      Mª Jesús Godoy Domínguez

      Comentó el 05/04/2022 a las 11:12:50

      Muy interesante y muy sugerente, Fernando. Enhorabuena. Tan interesante y sugerente que me surgen tres interrogantes a raíz de tu ponencia:
      1) Cuando hablas de pérdida de autosuficiencia de la imagen (ésta sería la tesis principal, si no he entendido mal) a la que asistimos en nuestro tiempo, ¿a qué imagen te refieres realmente: a la artística, a la informativa, a la publicitaria... o a todas en general? Porque nuestro mundo está poblado de imágenes. ¿Están todas al mismo nivel en este sentido o no?
      2) No me ha quedado claro el motivo de esa pérdida de autosuficiencia. ¿Se debería a la propia hiperexposición visual o hipervisualidad en la que se ha dado en llamar "era de la imagen", que habría llevado a ésta a sufrir a una pérdida de contenido?
      3) Si se trata de una pérdida de autosuficiencia, es que damos por hecho que la imagen era antes autosuficiente. ¿Ha devenido entonces heterónoma o realmente nunca fue completamente autónoma?

      Responder

      • profile avatar

        Fernando Infante del Rosal

        Comentó el 05/04/2022 a las 12:11:48

        Gracias, María Jesús.
        1. La primera pregunta es muy pertinente, porque no he dejado claro eso, y es un asunto fundamental. Me refiero a todo tipo de imagen en tanto que portadora de sentido. Serviría tanto para la imagen de fotoperiodismo, el selfi, la imagen gráfica en diseño o la imagen artística, para cualquier imagen en tanto cosa a la que se le concede "carácter de imagen" y empieza entonces a operar como un dispositivo icónico de sentido.
        Es insuficiente, tanto la imagen de una noticia (las imágenes no valen más que mil palabras), porque no puede dar una "verdad" como sentido, solo puede contribuir a ella, no lo dice todo, ni siquiera tiene por qué decir algo de manera clara y distinta.
        En todo tipo de imagen que se sitúa en el contexto del arte sucede lo mismo. Aplicamos la idea (ideología) de Leibniz de que una obra de arte da una idea "clara" pero no "distinta", algo así como una "iluminación", que decía san Agustín; aceptamos que la obra de arte nos da una intuición (lo que Kant llamaba "idea estética", como sabes, que viene a ser lo mismo de Leibniz), es verdad, nos da una "flash" que tiene algo de deslumbrante, pero no lo hace en tanto que imagen, sino en tanto que "cámara": es nuestro modo de relación (artístico) con la obra lo que da esa intuición, ese flash, esa idea clara. (Por eso en diseño, al tratarse de un modo de relación distinto con la imagen, el sentido que se genera es diferente y no esperamos que nos hagan "flash", porque no solemos relacionarnos con los objetos de diseño como con la obra en el museo.

        Responder

      • profile avatar

        Fernando Infante del Rosal

        Comentó el 05/04/2022 a las 12:28:39

        Respecto a lo que planteas en 2 y 3, no es tanto que las imágenes hayan perdido su autosuficiencia como cosas en sí mismas. No hay propiamente imágenes, hay objetos con "carácter de imagen" y "conciencia de imagen" (Husserl), hay "actos de imagen" (Bredekamp). La insuficiencia se produce porque ya nuestra relación con esos objetos-imagen, nuestra conciencia y nuestros actos de imagen no se dan en las mismas circuntancias y modo de antes.
        Generalmente ,seguimos creyendo en las imágenes, la gente se cree las imágenes-fake, pero no es tanto un asunto de la imagen misma, sino de nuestra relación con ellas: ¡hasta las imágenes han entrado en el "sesgo de confirmación"! "Qué piensa usted, qué ideología tiene, dígamelo; tenemos imágenes para lo que quiera creer, igual que tenemos noticias para lo que quiera escuchar". Precisamente porque en el fondo SABEMOS que hay imágenes para lo que queramos ver, como hay texto para lo que queramos leer, la imagen se ha vuelto insuficiente, pero es porque nuestros modos de relacionarnos con ellas están ahora motivados por la post-verdad en el contexto de los medios, etc.
        La autosuficiencia de la imagen era una "ideología", nuestro modo de relacionarnos con ellas y de tomar su sentido estaba motivado por esa creencia: las imégenes dicen la verdad. Ahora tenemos hechos y realidades que nos hacen creer lo contrario (aunque lo neguemos): el dinosaurio en Jurassic World es más "auténtico" y "veraz", por definido, que muchas rimágenes que tomamos de la "realidad".
        Como dices, la imagen nunca ha sido autónoma. Es un motivo "MACHISTA": la fuerza, la independencia, la autonomía (frente al coligarse, el interdepender, el cuidado), MACHISTA, así, como la mayor parte de los motivos de la ideología que late bajo el pensamiento supuestamente "crítico", otra ilusión MACHISTA.
        Por eso defiendo que la fuerza de las imágenes no está en su independencia y autonomía, sino en su capacidad de pegarse, de inter-relacionarse, de procurar, de aliarse.
        La imagen debería ser cuidadora, no sometida ni sometedora.
        Muchas gracias de nuevo por tus planteamientos. Me sirven para ver esto desde otras perspectivas. ¡Gracias,!

        Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.