CÓD.S04-05 ONLINE

¿Y usted para qué va a hacer un doctorado en filosofía?

¿Y usted para qué va a hacer un doctorado en filosofía? Esta pregunta casi broma me sorprendió porque venía de uno de mis profesores de investigación del máster, quien semanas atrás había otorgado su recomendación académica para ante el doctorado, uno de los requisitos de admisión (…).

Una persona doctorada en filosofía al tomar los problemas los convierte en problemas filosóficos, les da método, tematización y problematización para otorgar fundamento, contenido teórico, justificación de prácticas que debieran seguirse, transformarse o descontinuarse.

Una persona del doctorado va hacia lo profundo de ciertas situaciones, conserva y diseña la investigación que le permita demostrar, confirmar o infirmar algún punto.

Quien se doctora en Filosofía puede trabajar individual y en equipos en institución pública, privada, comunitaria, educativa, no gubernamental e internacional y ayudar a que se cumpla la misión visión de estas desde sus conocimientos, prácticas, quehaceres disciplinares e interdisciplinares. Crea valor, crea y recrea conceptos y contenidos con rigor, crea teorías, metodologías y buenas prácticas de acuerdo a sus enfoques, gustos y líneas afines. Ayuda a descubrir paradigmas, sus causas, consecuencias y manejos; de acuerdo con el resultado ella propondrá en argumentación, redefinición y replanteamiento aquello que sea discutible, necesario y conveniente  teniendo en cuenta el modelo socio político y comunitario.

El plan de estudios no es independiente: está en un sistema que consta de pregrado (grado), maestría (máster) y doctorado en Filosofía. Se otorga un valor deseable a la interdisciplinariedad y esto es una distinción. El ejercicio de la filosofía es disciplinar, interdisciplinar y transdisciplinar, fundamentado, integral y pertinente. Los procesos y quienes los lideran tienen continuidad y seguimiento.

El diseño curricular del programa favorece el adecuado desarrollo de la formación doctoral en filosofía  toda vez que se encuentran representadas las diferentes áreas, subdivisiones, o líneas temáticas y de investigación, hay parte teórica, parte práctica, parte cualitativa, parte cuantitativa, transversal, y parte autónoma del estudiante, va en línea o sistema con los estudios de pregrado y posgrados de nivel anterior al doctorado, se encuentra en concordancia con la temática específica de la investigación doctoral.

El plan de estudios contempla formación en competencias que comparten saberes interdisciplinares como Filosofía y Ciencia política, Filosofía y Derecho, Filosofía y Literatura, Filosofía y  Tecnología, Filosofía y Ciudadanía, Filosofía y Derechos; las cuales hacen parte del doctorado;  transversales como la parte idiomática, artística y bibliográfica ofrecidas por la institución; internacionales ya que se realizan o se participa en eventos presenciales, híbridos, tele-presenciales y virtuales en los que se interactúa con académicos y comunidades de otros países y culturas en diferentes fechas; laborales, de gestión e investigativas a través de labores propias de la Tesis.

El ejercicio y defensa de la tesis permite exponer y enseñar en auditorios académico-científicos o comunitarios. Durante y después del proceso de formación doctoral se aporta investigación crítico-reflexiva acerca de problemas filosóficos de cualquier tiempo, espacio y área, para ayudar a problematizar, manejar y proponer aspectos de solución en problemas filosóficos y socionaturales para un mejoramiento en las relaciones.

¿Es esto exclusivo del doctorado? (…)

Palabras clave

DOCTORADO EDUCACIÓN FILOSOFÍA FORMACIÓN DOCTORAL PROBLEMAS FILOSÓFICOS

Firmantes

Los autores de la ponencia

profile avatar

Edith Gamboa Saavedra

Ver Perfil


Preguntas y comentarios al autor/es

Hay 12 comentarios en esta ponencia

    • profile avatar

      Eleder Piñeiro Aguiar

      Comentó el 25/04/2022 a las 23:43:19

      Hola Edith

      Muy interesante lo que propones, muchas gracias. Justo comencé hace poco a estudiar filosofía por el puro placer de hacerlo, así que cuando me preguntan para qué no suelo tener una respuesta que llegue lo suficientemente a quien hace la pregunta.
      Me surgen dos reflexiones, por si me puedes ayudar a seguirlas perfilando. En primer lugar, la doctrina neoliberal está muy a gusto con una ciudadanía que en lo que respecta al Estado sea poco más (y casi nada más) que simples personas que eligen a sus élites, en lo general desean muchos liberales actuales una desafección política y una escasa participación. Mi pregunta, obvia pero creo que necesaria, es ¿cómo insertar el espíritu crítico propio de la filosofía en instituciones no académicas?

      La otra reflexión, más amplia hacia humanidades y ciencias sociales en general, es una desazón en torno a que me veo como académico como una especie de trabajador fordista al que le elevan el salario lo suficiente como para comprar un coche, pero que me dicen el modelo, el tamaño y hasta la carretera por donde conducirlo. En otras palabras, ¿no crees que la academia no es un lugar cada vez menos adecuado para la crítica social y que esta está más bien en otros lugares: el arte, lo urbano, la sexualidad, la familia...?

      Muchas gracias por tu tiempo
      Saludos
      L

      Responder

      • profile avatar

        Edith Gamboa Saavedra

        Comentó el 26/04/2022 a las 00:53:13

        Estimado Eleder, un saludo especial desde Colombia.

        Los porqués y paraqués... Me enfoqué en esta última pero ambas preguntas son importantes y quizá no toda persona tenga por qué responder preguntas o recibir respuesta en cuanto a ello. Habría qué escoger.

        En cuanto a tu pregunta: ¿Cómo insertar el espíritu crítico propio de la filosofía en instituciones no académicas? Respondo que un buen inicio es que ellas sean investigadoras o que sean campos de investigación filosófica, en cuyo caso ya habría ocasión.

        En cuanto a la segunda te digo una cosa que me ha pasado: Juntamente con las otras áreas o espacios que mencionas siempre habrá una revista científica, editorial o una compilación donde puedan recibir tu constructo o argumento en forma de artículo académico, libro o capítulo de libro. (más allá de los alcances y posibilidades de la parte editorial cuando se concibe como industria, por supuesto).

        Sea como fuere la escritura te permitirá expresarte y argumentar además. Si se trata de la cuestión investigativa la escritura te permitirá tomar o diseñar métodos, divulgar los avances, tener diálogo y profundizar en el estado de aquellos temas y problemas escogidos.
        Saludos cordiales.

        Responder

    • profile avatar

      Carlos Pose

      Comentó el 07/04/2022 a las 01:11:49

      Enhorabuena, Edith, por tu ponencia. Pondría en relación el problema que planteas con el momento por el que pasa la filosofía (¿horas bajas?) en su desconexión social. No sé si todo ello tiene algo que ver con los propios métodos de enseñanza de la disciplina. ¿Qué te parece? Muchas gracias.

      Responder

      • profile avatar

        Edith Gamboa Saavedra

        Comentó el 07/04/2022 a las 01:54:06

        Estimado Carlos, un saludo cordial desde Colombia.

        Muchas gracias por la pregunta porque me permite hacer unas remembranzas en cuanto a la metodología en primer lugar, y en segundo, una descripción acerca del momento actual.

        "Un método muy usado fue el de la Mesa Redonda donde realizamos físicamente la distribución del salón para poder hacer este ejercicio y responder unas cuantas preguntas con las temáticas planteadas. Algunas veces el moderador era un estudiante, había un relator, o simplemente el profesor lanzaba un texto o una frase y las personas empezaban a participar por turnos.

        Otra metodología muy usada fue el trabajo en grupo en clase con plenaria o sustentación al final. Esta fue una herramienta genial porque era un salón muy heterogéneo donde había diversidad, y la participación de otros daba muchos aprendizajes. Las personas participaban en igualdad de condiciones porque pertenecían a grupos que ya no eran tan heterogéneos como todo el salón sino que éramos amigos y provenían de diferentes ciudades o regiones de Colombia o que incluso venían de otras carreras que habían hecho anteriormente. Algunos eran ya padres de familia o trabajadores lo cual aportaba mucho a la gran mayoría de estudiantes de tiempo completo.

        Otra metodología muy importante para los profesores menos protagonistas era subdividir todo el semestre y todos los temas en exposiciones. Estás exposiciones podían ser individuales, en parejas o en grupos y cada una tenía una fecha asignada o un tiempo. De esta manera se alcanzaba a la temática completa y había mucha variedad en los materiales, la forma de exponer las temáticas, la presentación, entre otros.

        Muy significativa fue la metodología del seminario alemán porque hacía que todos estuviéramos muy pendientes: Había un moderador, un relator, y un expositor; y ellos debían participar tanto en la fecha que les correspondía como en la siguiente. Se requería una planeación y distribución de los problemas a solucionar y un texto, libro, o autor base. La persona relatora debía leer las conclusiones de la semana anterior que habían sido expuestas. Al final siempre había participación de todos y se confrontaba, argumentaba o discutía. La diferencia con la metodología de exposiciones o de otros tipos de trabajo consistía en que durante la semana había que invertir unas horas de trabajo independiente, unas horas de trabajo grupal, y también acudir al profesor o tutor a su oficina para la asesoría y/o revisión de borradores correspondiente.

        Los métodos empleados me permitían expresar mi personalidad, la proveniencia, las capacidades orales que tengo, las capacidades escritas, me permitían esforzarme mucho más hacia metas y propósitos, me daba oportunidad de conversar, compartir y discutir con mis compañeros o grupo de trabajo, me impulsaba a ir a la biblioteca y a todas horas buscar preguntas, respuestas, contenidos, disfrutar de la experiencia del aprendizaje. Me ayudaron a formar mi criterio profesional, me otorgaron autonomía, independencia y poder diferir o no de lo planteado con justificación, también a valorar a unos más que otros estilos de enseñanza y de aprendizaje, autoevaluarse, me permitieron ganar seguridad y confianza en mí misma" (Gamboa, 2022).

        Finalmente, en cuanto al momento, la filosofía política y del derecho con competencias ciudadanas es una de varias especialidaded que me ha permitido estar muy atenta a los tiempos en Latinoamerica y el Caribe como en otras regiones. Temáticas como las democracias, los constitucionalismos, el ambiente y la naturaleza, los derechos, en fin, se encuentran en el día a día en vivencia y reflexión. También están las reflexiones de filosofía y ciencia y filosofía y tecnología, cada vez más a la vanguardia. De igual modo las filosofía de la mente y de la cocina ofrecen vivencia y reflexión permanente o vigente.

        Un desafío o asunto en discusión es diferenciar la filosofía de la historia de la filosofía, que es una rama de ella más no toda ella. Ahora bien, la historia también cobra mucho interés y fundamentación tal y como muestran los últimos acontecimientos mundiales.

        Saludos cordiales.

        Responder

    • profile avatar

      José María Menéndez Jambrina

      Comentó el 06/04/2022 a las 13:42:16

      Hola Edith. Me sorprende tu ponencia, pues esa misma pregunta me hicieron varios profesores cuando les confesé que estaba acabando mi tesis doctoral: muchos de ellos contestaron sorprendidos: ¿para qué?...

      ¿Crees que la percepción general de hacer un doctorado o incluso una tesis está devaluada?

      Gracias

      Responder

      • profile avatar

        Edith Gamboa Saavedra

        Comentó el 06/04/2022 a las 15:34:54

        Estimado José María, un saludo y agradecimiento cordial desde Colombia.

        Hay ambivalencia y contrastación en el asunto. Por una parte he notado una valoración y alta valoración de ello en los medios académicos e investigativos en los cuales me encuentro. Es así como cada día crecen los programas de doctorado en Filosofía y en Ciencias sociales entre otras propuestas.

        Por otra parte se pueden notar unos riesgos dependiendo del comportamiento de tendencias que no desean valorar la educación universitaria profesional en el primer nivel, es decir, en el grado (pregrado como decimos en Colombia). Si esta tendencia creciera, en algún momento no habría comunidad candidata a doctorado. Puesto que la puerta de entrada habría tenido una reducción esto podría incidir directamente en las posibilidades. Bueno, este es uno de tantos escenarios.

        Finalmente, hay qué aceptar que los caminos académicos e investigativos son una opción de vida para quienes pueden y desean elegir esta opción entre muchas otras.

        Un abrazo cordial.

        Responder

    • profile avatar

      María Remedios Guerrero Trujillo

      Comentó el 05/04/2022 a las 20:33:48

      Gracias, Edith. Me gustó tu posición porque hallas esa utilidad de la filosofía y la expones convencida del quehacer filosófico. Yo también soy doctorando pero, ¿no crees que en general los doctorandos se convierten cada vez más en víctimas del impacto con escaso o nulo lugar a la crítica? En mi caso, realizo un doctorado interdisciplinar y me es fundamental utilizar la antropología para cuestionar conceptos. ¿Pero no crees que el doctorado como tal, aunque sea de filosofía, ofrece escaso lugar a la crítica? Saludos

      Responder

      • profile avatar

        Edith Gamboa Saavedra

        Comentó el 05/04/2022 a las 22:37:38

        Estimada María, muchos saludos cordiales desde Colombia. Qué bueno que estás realizando aquello que te has propuesto a nivel doctoral. Muchos éxitos.

        En efecto, la esencia de la actividad es crítica, co-crítica y autocrítica a través de diferentes escrituras, actividades, estamentos y etapas.

        Se trata de una especie de libertad y responsabilidad que manejas en el quehacer.
        Para realizarla es posible usar distintas metodologías y técnicas que fortalezcan la argumentación y visibilicen paradigmas y otros supuestos cuestionables.

        Es así como defender la tesis implica también una crítica fundamentada a un estado de cosas o de pensamientos que originaron o justificaron la investigación.
        De acuerdo a la temática y a la naturaleza del problema existen mejores o peores bibliografías, metodologías y formas de presentar la propia disertación. Desde el primer año analizamos en el seminario de formulación doctoral algunas de estas preocupaciones. Uno de los textos fue Disertación elemental, de Serna Adrián. En efecto, esta obra presenta algunos paradigmas que han regido a muchos procesos de investigación sobre todo en el campo diverso de las ciencias sociales. Si bien, la filosofía no se considera ciencia social por un gran sector de la doctrina, en el campo de la investigación ha tenido ciertos manejos y similitudes con ella.

        De este modo, la reflexión profunda y análisis crítico, si bien no es exclusiva, es una labor connatural e intencional en PhD.

        Muchas gracias por tu participación.

        Responder

    • profile avatar

      Paulo Antunes

      Comentó el 05/04/2022 a las 15:19:58

      En primer lugar, te felicito por tu comunicación.

      Pero, ¿no está el doctorado en filosofía, como casi cualquier otro o incluso el general en la academia, demasiado constreñido por las exigencias de la productividad académica de hoy? Las universidades y los centros de investigación compiten entre sí para publicar más y más rápido, siempre con el objetivo de ser mejores, sin dejar tiempo para que la reflexión madure. Lo cual en el caso de la filosofía es descaradamente un problema. Y como el doctorado en filosofía es un paso más en la carrera investigadora, ¿no estamos obligados a producir mucho, casi en paralelo a nuestra tesis, pensando ya en lo que viene después de terminar la carrera? Difuminando lo esencial. Por supuesto, estas preguntas siempre surgen con mayor fuerza cuando la financiación pública de la educación superior no es significativa en este nivel.

      (Pido disculpas si no fui claro, el portugués es mi lengua materna).

      Responder

      • profile avatar

        Edith Gamboa Saavedra

        Comentó el 05/04/2022 a las 22:43:47

        Estimado Paulo, un cordial saludo desde Colombia.

        Muchas gracias por tu pregunta y participación. Bueno, ¡Espero conocer algo de Brasil y de portugués en algún momento!

        Estimado, sea esta la oportunidad para decir que algunos contratos laborales y planes de trabajo de docentes investigadores requieren alguna revisión. Pero este es un tema diferente o ajeno al doctorado de mi exposición.

        Ahora bien, las cuestiones acerca de los manejos, relaciones y productividades de las comunidades investigadoras, individual o colectivamente consideradas, con respecto a ellas mismas, al Ministerio de ciencias, a las organizaciones de cooperación internacional o a otro agente tiene muchas aristas, roles y situaciones no homogéneas. La academia y la sociedad requieren de investigaciones cuyos resultados permitan reflexiones acerca del estado del arte de la cuestión doctoral. Entonces, la inquietud que presentas podría ser un tema de investigación doctoral acerca de la cuestión doctoral precisamente, la libertad de investigación, la libertad de cátedra, la libertad de metodología y la libertad de trabajo como prerrogativa para cada persona investigadora, los principios que maneja y las funciones que desempeña.

        A esto habría qué añadirle características tales como el hecho de vivir el doctorado en diferente nación, grupo e institución de la que se pertenece o conoce.

        En todo ello observo los muchos temas y problemas de investigación que podrían proponerse. Por ese camino también se evitaría la generalización y se propondrían acciones hacia mejor.

        Allende de las cuestiones anteriores, la presente ponencia expone en tiempo real acerca de aspectos como la decisión, escogencia, motivación, rigor, el valor y el gusto que se tiene al decidir esta opción en Filosofía, o en la materia que la persona elija, y servir también para aquellas que han tenido en mente realizarlo pero que se han abstenido a pesar de las decisiones que han tomado en favor de su propia formación doctoral.

        En mi caso, le seguía la pista a mi doctorado, aún desde antes de mi maestría. Había estudiado este mismo pregrado en la misma universidad. En efecto, recomiendo conocer la institución y el programa o informarse muy bien. Había analizado sus aspectos presentados y quería estar allí.

        Cuando ingresé noté que el trabajo de escritura de la tesis doctoral es el punto central o medular del plan de estudios. Es así como todo seminario, curso y actividad que se tiene apunta al complemento o fortalecimiento del trabajo de tesis doctoral.

        Muchos saludos y agradecimientos cordiales

        Responder

        • profile avatar

          Paulo Antunes

          Comentó el 06/04/2022 a las 00:19:11

          Gracias por la respuesta, y sí, se puede ver que va a variar de país a país y de institución a institución, sin embargo los requerimientos globales cada vez quitan más espacio para la reflexión. Es bueno saber que todavía hay lugares donde es posible mantener esa conexión.

          Responder

          • profile avatar

            Edith Gamboa Saavedra

            Comentó el 06/04/2022 a las 15:23:43

            Estimado Pablo, muchas gracias por tu participación en la mesa. Un abrazo.

            Responder


Deja tu comentario

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.